ELENA CONDES PARA JUEZ DEL TRIBUNAL SUPERIOR

DEL CONDADO DE ALAMEDA

Todos merecen respeto y justicia.    ¡Vote 3 de marzo!

En los últimos 25 años he servido a mi comunidad como abogada, como voluntaria y propietaria de un negocio. Ahora me postulo para servir como Juez del Tribunal Superior del Condado de Alameda para continuar con mi compromiso al servicio público. Mi experiencia diaria ejerciendo en los juzgados de todo el estado de California me ha dado una visión singular de la amplia variedad de estilos y temperamentos judiciales. Los jueces en Alameda son únicos y notables en su enfoque concienzudo y reflexivo de la justicia. Si me eligen, me sentiría honrada de servir junto a estos estimados jueces.

Comencé a ejercer el derecho en el Condado de Alameda basándome siempre en los principios de que cada persona merece respeto y justicia. Entiendo que todo está en juego cuando una persona se encuentra ante un juez. Creo que es importante comprender las circunstancias relevantes que llevaron a una persona ante el tribunal para poder decidir cómo debe asumir la responsabilidad de sus acciones o remediar un error. Creo firmemente que la responsabilidad y la compasión no son términos mutuamente excluyentes.

Creo firmemente que la responsabilidad y la compasión no son términos mutuamente excluyentes.

Soy una latina de segunda generación de ascendencia mexicana. Mis padres se conocieron en la escuela secundaria en la pequeña ciudad fronteriza de Nogales, Arizona. Después de graduarse, se casaron y se mudaron a Tucson, Arizona, para formar su familia.

Siempre me he impulsado a perseguir mis sueños. Trabajé noches para pagar la Universidad de Arizona y luego me mudé a California para asistir a la Facultad de Derecho de la Universidad Golden Gate. Al provenir de una familia tradicional mexicano-católica y ser abiertamente gay, me sentí atraída por la cultura y la diversidad del Área de la Bahía. Finalmente, me mudé a Berkeley en 1990 y ahí me quedé.

Tener una familia numerosa me ha dado la oportunidad de presenciar una variedad de experiencias humanas. Mi familia incluye militares (activos y jubilados), periodistas, maestros, vendedores y terapeutas. Al igual que muchas familias, la mía ha experimentado triunfos y desafíos, todo lo cual ha dado forma a mi perspectiva y creencia de que a pesar de nuestras diferencias, todos merecemos respeto, dignidad y compasión.

He participado activamente en mi comunidad desde que me convertí en abogado. Actualmente, soy la Tesorera de la Asociación de Abogados de East Bay La Raza (EBLRLA, por sus siglas en inglés) y he servido como Presidente y miembro de la junta. Los principales esfuerzos de EBLRLA son recaudar dinero y otorgar becas a estudiantes de derecho latinx en East Bay. También soy tesorera del fondo de becas EBLRLA. Adicionalmente, he formado parte de la junta de Mujeres Defensoras, una organización profesional de abogadas en la defensa penal.

Me importa mucho la educación y que los jóvenes tengan acceso a los recursos necesarios para tener éxito. Serví en la PTA (Asociación de Maestros y Padres de Familia) de la Escuela Primaria Washington en Berkeley y ayudé a crear la Alianza de Equidad Educativa, que ayudó a recaudar dinero para clases particulares para estudiantes que no dominaban bien el inglés, y la compra de libros bilingües para que los niños pudieran compartir historias con sus familiares que no hablaban inglés. También serví en el Consejo en Sitio de Berkeley High School por 2 años.

Recientemente, combiné mi compromiso de voluntariado con mi interés en hornear y me uní a Cake4kids para hacer pasteles para niños en albergues para personas sin hogar o en hogares de crianza. Actualmente, también soy miembro de Soroptimist International de El Cerrito, una organización que apoya programas para niñas y mujeres.

Actualmente estoy casada y vivo en Berkeley con nuestros 3 perros y siempre espero con emoción las visitas de nuestra hija de 19 años que ahora está en su segundo año de universidad.